Share

‘Passivhaus’, ahorre hasta el 75% en energía

Cuando hablamos de ‘Passivhaus’ o casa pasiva, estamos hablando de un estándar de construcción nacido en Alemania en el 1991, que se basa en combinar un elevado confort interior, con un consumo de energía muy bajo y a un precio asequible.

Cinco normas energéticas de las ‘Passivhaus’

Los materiales aislantes ayudan a mantener el calor requerido en el invierno. Gracias a estas construcciones el propietario paga la décima parte en calefacción y refrigeración en comparación a una vivienda convencional. Con estas cinco normas las construcciones obtienen una reducción del gasto en energía de hasta un 75%:

  1. Aislamiento de suelos, muros y techos: el buen aislamiento de una vivienda la protege de la transmisión térmica, haciendo que en épocas calurosas la casa esté fresca y cuando haga frío la vivienda no pierda su temperatura.
  2. Ventanas y puertas de altas prestaciones: la parte más relevante en cuanto a despilfarro de energía. Las puertas y ventanas son las partes de las viviendas que más se aproximan a la fuente de cambios térmicos, y por lo tanto es importante tener unas puertas y ventanas de calidad. Las carpinterías utilizadas en la ‘Passivhaus’ tienen muy baja transmitancia térmica y las ventanas son de doble o triple vidrio rellenas de un gas inerte. El vidrio es bajo emisivo para reflejar el calor al interior de la vivienda en invierno y mantenerlo en el exterior durante el verano.
  3. Ausencia de puentes térmicos: la transmisión de energía no sólo se concentra en paredes y techos, sino también en juntas, esquinas etc. Pudiendo ocasionar la aparición de moho.
  4. Ventilación mecánica con recuperación de calor: las personas y los electrodomésticos generan calor, éste es reaprovechado por el sistema de ventilación, al precalentar el aire limpio entrante antes de expulsar el aire viciado.
  5. Estanqueidad al aire: en una construcción convencional, las corrientes de aire que se pueden dar a través de ventanas, huecos o grietas provocan incomodidad en el usuario y hasta condensaciones interiores, particularmente durante los períodos más fríos del año. En un edificio Passivhaus, la envolvente es lo más estanca posible logrando una eficiencia elevada del sistema de ventilación mecánica. Esto se logra cuidando al máximo la ejecución de las juntas durante la construcción.

Para más información visite Plataforma Edificación Passivhaus.

 Ejemplo de construcciones ‘Passivhaus’

 

passivhause